- Clases -

SOCIABILIZACIÓN

SOCIABILIZACIÓN

La socialización es el proceso por el cual tu perro aprende a relacionarse con otros perros y también con los humanos. A través de este proceso tu perro aprende a llevarse bien con otros animales y a diferenciar niños de adultos. Tu perro aprende a ignorar elementos ambientales que no son peligrosos, y de esta forma estará más habituado a los ruidos, el tráfico urbano, y a la presencia de muchas personas en las calles.

La socialización del perro es muy importante en su educación ya que va ayudar a prevenir conductas agresivas y miedosas en el futuro. Además, un perro bien socializado es más fácil de entrenar y puede ser aceptado con más facilidad por otras personas y mascotas.

Si decides no socializar a tu cachorro, en el futuro tendrás a tu lado un perro con claras deficiencias sociales e inadaptado a su entorno. Te costará mucho llevar a tu perro de paseo, al veterinario o a cualquier otra parte.

La socialización del perro es un proceso que dura toda la vida. Sin embargo, el período crítico transcurre desde el nacimiento hasta el tercer mes. Muchos expertos consideran que el período crítico termina en la semana 16 (cuatro meses). El punto importante es que mientras antes empieces la socialización de tu cachorro, más garantías de éxito tendrás.

Socializar a un cachorro es muy sencillo: debes presentarle a diferentes personas y mascotas de forma regular. Acoger visitas en casa, ir a un pipi-can o simplemente dar un paseo son buenas opciones para iniciar este proceso.

Socializar a un perro adulto puede variar dependiendo del grado de malestar que sienta el perro ante determinados estímulos. Las conductas que están muy arraigadas son complicadas de tratar y siempre deben ir de la mano de un educador canino experto en estas situaciones. Aunque muchos perros pueden modificar una conducta que les provoca miedo, lo cierto es que es muy complicado de tratar y más aún para una persona sin experiencia previa en el comportamiento animal. Especialmente en este tipo de casos, debemos asegurarnos que los encuentros con otros perros y personas sean siempre muy positivos para el perro. Tener a mano golosinas, ponerle bozal si es conveniente, y entender cada situación para tratarla con paciencia es la clave. Practicar obediencia básica de forma diaria puede ser una buena herramienta para ayudarle a superar sus miedos y mejorar vuestra comunicación.

Si quieres conocer más sobre estas clases, puedes consultarlo llamando al 616 676 022 o ven a visitarnos a Carrer del Moli del Comte, 111 - Establiments - Islas Baleares

PARA VISUALIZAR EL REGLAMENTO HAZ CLICK AQUÍ